Horizontal superior

viernes, 22 de diciembre de 2017

Ramen de setas Shimeji

Últimamente me encanta hacer Ramen de todas clases. 

El Ramen es un plato de origen japonés, que se prepara con fideos finos (tipo noodles) y con un caldo muy característico y sabroso, siendo éste la base que define un buen Ramen. 

Cada uno hace este caldo a su manera, aportando diferentes toques, aromas, ingredientes...para hacerlo único y realmente reconfortante. 


Ramen setas Bulalaica


Ingredientes

2 cucharaditas de aceite de oliva (también se podría utilizar aceite de sésamo)
3 cucharaditas de ajo en polvo
2 cucharaditas de jengibre en polvo
3 cucharadas soperas de salsa de soja
4 tazas de caldo de pollo (yo utilizo el caldo de la marca Aneto Natural)
100 gr. de noodles secos
30-40 gr. de setas Shimeji -o al gusto de cada uno- (yo utilizo las de la marca Bolettus)
Un poco de cebollino o brotes de canónigos para decorar


Elaboración 

1. Calentamos el aceite en una cazuela a temperatura media.
2. Agregamos el jengibre y el ajo en polvo y dejamos que se cocine durante unos minutos.
3. Añadimos la salsa de soja, removemos durante un minuto, y añadimos también el caldo de pollo.
4. Cubrimos la tapa hasta que hierva, y una vez lleguemos a este punto, destapamos y dejamos a fuego lento 5 minutos. 
5. Añadiremos las setas y dejaremos cocinarse durante unos 10 minutos. 
6. Mientras se cocina nuestro caldo, en una cazuela a parte coceremos los noodles durante 3 minutos.
7. El último paso será volcar los noodles ya cocidos en la cazuela de nuestro caldo. 
8. Servimos en un cuenco, decoramos y nos lo tomamos! ;) 


En la decoración queda muy vistoso el cebollino, pero también va en cuestión de gustos porque tiene un sabor muy característico. Así que un brote de canónigo también va perfecto. 

No me digáis que no es sencillo. 
En un abrir y cerrar de ojos tienes un Ramen de setas espectacular. 

¿Os animáis? 











martes, 5 de diciembre de 2017

Turrón de chocolate negro y pistachos

Si buscas un turrón original y eres muy fan del chocolate negro y los pistachos, este turrón será tu perdición durante estas Navidades. 

La mezcla de estos dos ingredientes hacen de este turrón una opción sorprendente y deliciosa. No dejes de hacerlo para dejar a tus invitados sin palabras.


Turrón chocolate negro y pistachos



Ingredientes (para 1 tableta) 

250 gr de chocolate negro
40 gr de manteca de cerdo ibérico
90-100 gr de pistachos

Elaboración

Con Thermomix:

1. Ponemos el chocolate troceado en el vaso y programar 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
2. Añadimos la manteca y programamos 5 minutos, temperatura 37º, velocidad 2.
3. Vertemos los pistachos y mezclamos 15 segundos, velocidad 3.
4. Volcamos la mezcla en un molde de silicona rectangular, tipo plumcake (25cm de largo). Extendemos bien cuidando las esquinas y alisando la superficie.
5. Dejamos enfriar, al menos de un día para otro.

Tradicional:

1. Troceamos el chocolate y ponemos a fundir al baño maría o en el microondas, hay que tener cuidado de que no se queme.
2. Añadimos la manteca un poco fundida en el microondas y mezclamos bien.
3. Incorporamos los pistachos y mezclamos para que se repartan lo más uniformemente posible.

Repetimos los pasos 4 y 5 anteriores.

.............


Si tienes que unirte al enemigo de los dulces navideños, porque sabes que no podrás huir de ellos, tendrás menos culpa si son caseros, hechos por tí mism@ en casa...o no? ;) 





miércoles, 22 de noviembre de 2017

La castaña: uno de los frutos secos con menos grasa

Sabes que el frío ha llegado de verdad cuando se instalan por las calles de Madrid los míticos puestecillos de castañas asadas...aunque este año con el otoño tan primaveral que estamos teniendo, hasta parece hasta raro verlos!

¡Qué delicia! ¡Qué recuerdos a la niñez! ¡Y qué placer ir caminando refugiándote del fresquito dentro de tu abrigo, y de repente percibir el inconfundible y reconfortante aroma de las castañas asadas!

Es embriagador, al menos para mí, e inevitable no caer en la tentación de comprar un cucurucho de papel y sentir el calor en las manos mientras se disfruta de ellas.

¿Sabíais que antiguamente, la figura de la castañera era exclusivamente un trabajo de mujeres? 
Eran mujeres costumbristas, con manos y rostros curtidos por el frío, cuyo día a día giraba en torno al calor del hornillo, que a la vez las refugiaba del gélido invierno. 
Una tradición que aunque estuvo a punto de desaparecer hace muchos años, continúa por suerte hoy en día con nosotros. Nada sería igual sin estos puestecillos, verdad? 



Y es que las castañas además de estar riquísimas, son un alimento muy saludable con importantes beneficios nutricionales:

1. Ricas en nutrientes
2. Bajo aporte calórico 
3. Alto contenido en hidratos de carbono y fibra (excelentes contra el estreñimiento) 
4. Fuente de minerales, como el magnesio, el calcio, el potasio, el hierro y el fósforo.
5. Con propiedades vasculares y antiinflamatorias. 



La castaña: uno de los frutos secos con menos grasa


Os cuento otras curiosidades:

- Durante algún tiempo se ha pensado que el origen de la castaña se encontraba en Oriente, y que fue introducida en Europa a lo largo de la época de los romanos. Sin embargo, estudios actuales afirman que los castaños ya estaban presentes en Europa en esos tiempos. Hacia el siglo V a.C. llegó a Grecia, pero no fue hasta cinco siglos después cuando llegó a Francia y España.

- Antiguamente se utilizaba para combatir el hambre en épocas de guerra, ya que la harina de este fruto es muy parecido a la harina de otros cereales, pero con mejores nutrientes. De hecho, podría muy bien decirse que el castaño fue, para los europeos, un auténtico "árbol del pan".

- La medicina natural recomienda el consumo de castañas a las personas que sufren de agotamiento físico y nervioso, estrés, anemia, depresión, durante la lactancia, durante el embarazo (ayuda a la buena formación del feto) y para mejorar el tránsito intestinal. 

En el castaño, se presentan cubiertas por un envoltorio espinoso, el erizo de castaño, que al madurar se resquebraja y deja caer el fruto. 


...................


Pues eso, una de las maravillas del otoño que más me gusta.

En casa las solemos asar en el horno, y no tiene ningún misterio. 
Simplemente se las da un pequeño corte, se colocan en la bandeja del horno y se hornean durante unos 20-25 minutos a 200º...cuidado al sacarlas, que queman mucho!  

¡A disfrutarlas! 










viernes, 3 de noviembre de 2017

Tarta milhojas de merengue y dulce de leche

En mi familia hay muchos fans de la tarta milhojas con merengue, y no es de extrañar, porque ¿quién se puede resistir a crujientes capas de hojaldre intercaladas con suaves capas de merengue?...nadie! 

Pues esta vez os traigo una versión un poco diferente y mucho más irresistible, también con capas de delicioso dulce de leche. 

Tarta milhojas de merengue y dulce de leche


Ingredientes

Lámina de hojaldre rectangular
Azúcar glas
Canela

MERENGUE

200 gr. de azúcar
4 claras de huevo
Unas gotitas de zumo de limón

DULCE DE LECHE

1 litro de leche entera
350 gr de azúcar
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico


Elaboración 

Antes de nada os tengo que decir que el dulce de leche puede ser casero, como es mi caso, pero por supuesto esta recepta acepta también la versión "comprar un bote de dulce de leche en el supermercado" ;) 

1. Si optáis por el dulce de leche casero, lo primero será calentar la leche con el azúcar en un cazo a fuego medio. Pasados unos minutos, añadiremos el bicarbonato.
Debemos dejar en el fuego unas 2h aproximadamente, removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para que no se pegue, a fuego lento, no debe hervir.
Notaremos como poco a poco va cambiando a un color más oscuro y se va espesando.
Lo más importante, sobre todo en la última hora, es que no se formen grumos y que no se pegue en el fondo del cazo. Aquí es importante no parar de remover. 
Retiramos del fuego, seguimos removiendo unos 10 minutos y ya estará listo para verterlo en un cuenco o tarro, reservándolo para más tarde. 

Este paso 1. lo podéis hacer el día antes para ya tenerlo preparado. 

2. Precalentamos el horno a 200º.

3. Dividimos la lámina de hojaldre en 3 partes iguales, espolvoreamos con azúcar y pasamos el rodillo por encima, pinchamos con un tenedor toda la lámina y horneamos a 180º durante unos 15 minutos o hasta que la masa se quede bien dorada. 

4. Mientras se hornea el hojaldre, nos ponemos con el merengue. 
Ponemos en la Thermomix la mariposa e introducimos en el vaso las claras, el azúcar y las gotitas de limón. Programamos 7 minutos a velocidad 3 1/2, a temperatura 37º. 
Una vez finalice el tiempo, volvemos a programar 5 minutos, misma velocidad, pero sin temperatura, para que quede más firme. 
Reservamos en un bol en la nevera. 

Tarta milhojas de merengue y dulce de leche

5. Sacamos del horno el hojaldre y dejamos enfriar antes de montar la tarta. 

Tarta milhojas de merengue y dulce de leche

6. Colocamos una lámina de hojaldre, cubrimos con una capa de dulce de leche (la cantidad es a vuestra elección) y con otra capa de merengue. Cubrimos con la segunda capa de hojaldre y repetimos con dulce de leche y merengue. Finalizando con la última capa de hojaldre que espolvorearemos con azúcar glas y canela en polvo. 

Tarta milhojas de merengue y dulce de leche


Tarta milhojas de merengue y dulce de leche

¿Qué me decís? tiene buena pinta, verdad? pues si probáis la receta en casa, contadme! 


Con este post participo en el reto de Facilísimo recetas con dulce de leche, propuesto por el blog The Cooking Lab