Horizontal superior

jueves, 8 de noviembre de 2018

Tarta de manzana al horno

La tarta de manzana es un clásico de la repostería y hay infinidad de formas de hacerla. 

A mí me encanta la versión con crema pastelera, que podéis ver la receta pinchando aquí, pero esta otra versión también está para rechuparse los dedos y es de lo más sencilla! 

Tarta de manzana Bulalaica


Ingredientes

Para la base: 
200 gr de galletas tipo María
50 gr de mantequilla

Para el relleno
4 manzanas
200 ml de leche
200 gr de harina
120 gr de azúcar
8 gr de levadura (medio sobre tipo Royal) 
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la cobertura: 
1 manzana
250 ml de agua
120 gr de azúcar 
2 láminas de gelatina

Elaboración

1. Trituramos las galletas, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien. 

2. Volcamos esta mezcla en un molde desmontable de 18-20 cm de diámetro y extendemos aplastando muy bien por toda la superficie. Dejamos en la nevera mientras elaboramos el resto. 

3. Pelamos, descorazonamos y trituramos las manzanas con la ayuda de un robot de cocina. Añadimos la leche, el azúcar, la esencia de vainilla y la harina. Mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea. 

4. Sacamos la base de galletas de la nevera y vertemos sobre ella la mezcla anterior. 

5. Pelamos la otra manzana y cortamos en láminas finas para colocarlas sobre la tarta. 

6. Horneamos a 180º durante 1 hora aproximadamente.

7. Cuando termine el tiempo de horneado, apagamos horno y dejamos dentro durante otros 15 minutos. Luego sacaremos del horno y dejaremos que temple antes de desmoldar.

8. Preparamos el almíbar para dar brillo a nuestra tarta: calentamos el agua junto con el azúcar y cuando hierva incorporaremos las láminas de gelatina (previamente hidratadas en agua fría durante 5 minutos). Con la ayuda de un pincel de silicona iremos dando brochazos por toda la superficie de la tarta, sobre las láminas de manzana. 


En esta ocasión la decoré también con una galleta de mantequilla en forma de manzana con mensaje cumpleañero para celebrar un cumpleaños familiar.


Tarta de manzana Bulalaica


Ya me contáis si os animáis con la receta! 



lunes, 29 de octubre de 2018

Galletas de avena

Un dulce bocado saludable. 
Sin lácteos, sin huevo, sin gluten. 

La avena es uno de los cereales más completos y equilibrados. Es rica en antioxidantes, en fibra, en grasas insaturadas, en proteínas, en magnesio, en calcio y en vitamina B.
Todo un superalimento.


Galletas de avena

Ingredientes

1 taza de avena en copos
40 gr de harina de avena
3 cucharadas de aceite (yo prefiero oliva, pero también puede ser de coco o girasol)
50 gr de agua (o leche de avena)
3/4 de una taza de azúcar moreno o panela
1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración

1. Mezclamos en un bol el aceite, el agua, el azúcar y la esencia de vainilla.

2. Incorporamos la avena en copos y la harina de avena. Mezclamos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Si os quedara muy pegajosa la mezcla se puede añadir un poco más de harina de avena. 

3. Con la ayuda de una cuchara de helado, hacemos bolitas con nuestra masa. 

Galletas de avena

4. Las colocaremos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y las aplastaremos con la ayuda de una cuchara.

5. Horneamos a 180º durante unos 20-25 minutos.

Galletas de avena

Esta receta es una receta básica de galletas de avena, pero si queréis ir un paso más allá se les puede añadir pasas, frutos secos, pepitas de chocolate, trozos de manzana o plátano...




sábado, 27 de octubre de 2018

Quiché de carne al curry

Una receta tan sencilla, que la querrás hacer cada día. 

Lo bueno de ella es que admite variaciones respecto al ingrediente principal, es decir, en lugar de carne de ternera, podría ser lomo de cerdo troceado o solomillos de pollo o pavo...

Quiché de carne al curry


Ingredientes

Lámina de masa quebrada
250 gr de carne picada
200 gr de queso emmental
200 ml de nata para cocinar
2 huevos
1 cebolla
Curry al gusto de cada uno
Pizca de nuez moscada
Orégano
Pimienta
Sal

Elaboración

1. Comenzamos pelando y troceando la cebolla para pocharla en una sartén a fuego lento.

2. Una vez pochada, se incorpora la carne picada, previamente salpimentada, hasta que quede dorada.

3. Mientras, vamos preparando la masa quebrada en un recipiente redondo apto para horno, extendiéndola bien por todos los laterales. Pinchamos la masa y horneamos durante unos 8 minutos minutos a 180º. Después sacamos y reservamos.

4. En un bol batiremos los huevos, la nata, la nuez moscada y el curry.

5. A esta mezcla anterior, añadimos la carne y la cebolla ya rehogadas junto con el queso emmental. 

6. Volcamos sobre la masa que teníamos reservada y añadimos por encima un poco más de queso emmental y orégano al gusto. 


Si sois tan fans como yo del curry, esta receta os encantará! 




jueves, 25 de octubre de 2018

Mermelada de moras

No hay otoño sin recogida de moras. En mi casa es todo un clásico! 

A mi padre siempre le ha gustado ir de zarza en zarza buscando las mejores moras y a día de hoy lo sigue haciendo, así que se convierte en mi principal abastecedor de moras silvestres  ;)




Ingredientes (para 4 botes tamaño medio)


2 kg de moras silvestres
750 gr de azúcar (es preferible blanco, pero se puede sustituir por otro tipo)
Zumo de 1 limón
Elaboración
1. Lavamos muy bien las moras y dejamos escurrir.
2. Las ponemos en un cuenco con el azúcar y dejamos macerar durante 1 hora para que suelten todo su jugo.
3. Pasado el tiempo, ponemos en una olla la fruta macerada y añadimos el jugo del limón. Ponemos a fuego lento, removiendo a menudo, hasta que la mezcla espese. Sobre unos 30 minutos.
4. Mientras la mezcla anterior se va haciendo, hay que esterilizar los botes donde irá nuestra mermelada y para ello debemos hervir las tapas y frascos durante 25′ y dejarlos secar sobre un paño limpio, preferiblemente de algodón, boca abajo y sin la tapa puesta. 
5. En mi caso prefiero la textura de la mermelada sin sus semillas, así que antes de envasar, pasaremos la mezcla por un colador.
6. Llenamos los tarros hasta el borde superior, cerramos la tapa fuertemente y ponemos al baño maría durante 25 minutos para que se haga el vacío. Apagamos el fuego, y dejamos enfriar los botes dentro del agua. Una vez fríos los secamos, etiquetamos y guardamos en un lugar preservado de la luz hasta su consumo.
¡A disfrutar!